El año de la cereza

746

 

La cereza ya forma parte de las 10 frutas chilenas más exportadas. Su calidad, tamaño, textura y dulzor la convierten en un fruto apetitoso, sabroso y muy demandando en el mundo entero.

De acuerdo a información entregada por el Banco Central, las exportaciones de la cereza chilena subieron 110% durante el ejercicio del 2018, totalizando US$1.080 millones de dólares. Mientras que las uvas siguen ocupando su tradicional primer lugar con US$1.233 millones.

«El 2018 fue el año de las cerezas. Esa es la primera conclusión que se desprende de las cifras de comercio exterior publicadas por el Banco Central. Si en 2003, los envíos de este producto totalizaban US$50 millones, el año pasado su comercialización alcanzó los US$1.080 millones escalando a la segunda posición de los envíos frutícolas, desplazando el lugar que tradicionalmente ocupaban las manzanas. Con esto logró aparecer entre los 10 productos más exportados de Chile el año pasado gracias a un incremento interanual de 110%.

En cuanto a los volúmenes de cereza, el 2018 superaron las 180 mil toneladas de exportación, representando un incremento de 126% en los envíos. Después de la manzana (776 mil toneladas) y uva de mesa (724 mil toneladas). En suma, los envíos de frutas totalizaron US$5.608 millones lo que significa un alza de 15% en relación al ejercicio realizado durante el año 2017.

Respecto a la razón del incremento de los embarques de cerezas durante el año pasado, el presidente de Fedefruta Jorge Valenzuela Trebilcock, explica que se debió -entre otros- «por las condiciones climáticas excepcionales que se dieron en la primavera previa a la cosecha, que permitieron que las cerca de 36 mil hectáreas de esta fruta alcanzarán su máximo potencial en términos productivos. Hubo horas de fríos adecuados, no nos encontramos con eventos climáticos inusuales como lluvias en primavera o verano, y aquello permitió el volumen señalado”, dice.

 

Fuentes: Fedefruta / LaTercera